Proceso de aplicación.

Pincel seco.

Pincel seco

Advertencia: con esta técnica, los pinceles se estropean mucho, y no se pueden recuperar.

Para aplicar la técnica, hay que pintar las piezas con color base, y dejarlas secar. Se elije el color deseado para este efecto, normalmente unos tonos más claro que el color base para así simular desgaste.
La pintura debe estar algo licuada, es decir, no debe estar espesa, ya que de aplicarla así, se conseguirá degar pegotes de pintura, no obteniendo el resultado deseado. En definitiva, la pintura debe estar algo diluida, similar como cuando se prepara para aerógrafo.
Se moja el pincel en la pintura, no hace falta meter todo el pincel, que la punta de las cerdas estén bien impregnadas. Se pasa el pincel por el papel de cocina o similar, haciendo pasadas enérgicas, hasta que se vea que al pasar el pincel por el papel de cocina, no pintamos dicho papel. De esta forma, se descarga el pincel de prácticamente toda la pintura, cuanto más descargado mejor, pero que nadie piense que el pincel no tiene nada de pintura, ni mucho menos, tiene la necesaria para la última parte de la técnica.
Ahora se acerca el pincel al modelo y con rápidas pasadas, pero suaves sobre las piezas del modelo, se verá como poco a poco, se empieza a ver pintura más clara sobre esas partes prominentes, cobrando vida, y consiguiendo un efecto como de desgaste, volumen y realismo muy necesario. Hay una especie de "regla", que dice que es mejor dejar el pincel muy descargado y tener que dar muchas pasadas en las piezas, que dejar el pincel con mucha pintura y hacer pocas pasadas.
Esta técnica es algo difícil dominarla, pero con la práctica se consiguen efectos en poco tiempo. Es una de las más importántes, y se usa, en pr��cticamente todos los modelos, por lo que saber aplicarla se hace necesario. Al ser una técnica tan peculiar, seguro que otras muchas formas de hacerla, pero la esencia creo que queda aquí bien reflejada.
Esta técnica está destinada a dar volumen al modelo, resaltando las partes más salientes de éste o hacer un efecto de desgaste. En esencia, se trata de dar un tono más claro que el color base a las partes más prominentes (parecido a dar luces en figuras) que haga contraste con las partes más profundas y recovecos, que tendrán un color más oscuro (sombras, en figuras), dando así una sensación de volumen, muy realista. La definición de la propia técnica a muchos modelista no les termina de gustar, dado que puede llevar a confusión. Quizás sería más apropiado denominarla "pincel manchado", "pincel descargado", o algo similar. Explicando la técnica se entenderá el porqué. En cuanto a los materiales necesarios es muy sencilla, tan solo se necesita un pincel PLANO de cerda algo dura, no demasiado grande y un papel absorbente, el papel de cocina es perfecto.